Saltar al contenido

Reconquistando a Una Mujer Dolida

mujer dolida

Los desacuerdos en una relación amorosa tienen innumerables razones y cada pareja es una historia diferente. Cuando estos desacuerdos crean las condiciones para una ruptura, es el momento de tomar decisiones que dejarán huellas para el resto de nuestras vidas, y las de muchas personas inocentes involucradas: niños, familia y amigos.

No importa lo que haya sucedido, hay un método efectivo para recuperar su amor.

A veces la separación es la mejor solución, ya que permanecer juntos tiene peores consecuencias que separarse aunque uno de nosotros no esté de acuerdo. Sin embargo, no es porque no haya una solución, sino porque una o ambas partes no quieren o no pueden tomar medidas para corregir el problema.

Por ejemplo, en el caso de la bebida, o en el caso de la violencia doméstica, puede que no esté dispuesto a buscar ayuda y a resolver el problema. Estos son casos en los que es mejor separarse porque sin resolverlo, las cosas nunca mejorarán entre la pareja, el alcoholismo y/o la violencia sólo empeorarán.

Salvo lo anterior, y sobre todo cuando se tiene una historia con la pareja, logros comunes, y sobre todo cuando hay niños involucrados, vale la pena pensarlo dos veces.

Muchas veces la separación es una forma desesperada de tratar de resolver un conflicto para el cual no podemos pensar en una solución por el momento.

Otras veces la separación es más producto de la ira, el resentimiento y el orgullo que del razonamiento maduro que una pareja adulta debería tener.

Los hombres y las mujeres actúan de forma diferente y afrontan la situación de manera distinta, casi siempre dejándose llevar por la ira, el orgullo y el resentimiento, dándoles más importancia que los logros que hemos conseguido como pareja con mucho esfuerzo a lo largo del tiempo.

Otras pasiones que nos afectan como seres humanos son los sentimientos de ser traicionados (sexual o emocionalmente), de ser superados o superados por la pareja (económica, social o emocionalmente), de no sentirnos apoyados en nuestros planes o proyectos, de no sentirnos apreciados o valorados, y en definitiva, el sentimiento de abandono por parte de la pareja.

¿Cómo llegaron los problemas de la pareja a esto? ¿Cómo puedo recuperar a mi esposa?

A menudo, la parte más difícil de recuperar a una mujer dolida es llegar a ella. Si la relación se rompió por tu culpa, y ella está muy dolida por ello, puede que te esté evitando, y cortando cualquier posibilidad de que puedas volver a verla. Lo más probable es que no quiera verte “pintado”. La llamas y no te contesta, llamas a su familia y amigos y nunca te la pasan, si la buscas en los lugares que frecuenta, no consigues que deje de escucharte, y cuando es posible prefiere tomar otra ruta, o no salir nunca mientras no tenga que verte u oírte. ¿Cómo lo haces?

La ira y el resentimiento son normales en los seres humanos, pero el perdón y la reconciliación también son normales. Si fuiste tú quien falló, tienes la desventaja de haber actuado mal y haberla herido, pero tienes la ventaja de que ella ya te conoce, o al menos cree que lo hace. Un detalle crucial en este paso es que, si no estás realmente dispuesto a cambiar y corregir tus errores, no debes tratar de reunirte con ella para buscar la reconciliación. Entre otras cosas, ese sería el golpe final a lo poco de amor que queda, porque si usted repite lo que hizo o incluso hace algo similar, ella no sólo se sentirá herida y resentida, sino también burlada y traicionada de nuevo. Así que es clave que, si no tienes la intención de cambiar tu comportamiento por completo, no trates de contactar con ella. Puedes lograr el perdón y la reconciliación si puedes convencerla de que nunca más tendrás un pensamiento similar a la acción que provocó la ruptura.

¿Cómo puedes hacer esto?

La manera de lograr un encuentro es entrar a través del punto débil de la fuerza femenina. Recuerda que los hombres son más lógicos que sensibles, pero son lo contrario. Debe haber alguien que los conozca a ambos y que sea amigo de ambos. Alguien a quien ella estime o respete, o ambos, y que los conozca al mismo tiempo. Esa es la clave de esta puerta de la reconciliación, es la clave de la puerta para reconquistar a una mujer.

Pruebe esto: El primer paso antes de intentar convencerla es convencer a esa persona de que ella será la clave para el encuentro de contacto y la posible reconciliación. Si no logras la reconciliación en ese encuentro, al menos después de él, habrás conseguido dejar la puerta abierta y, si lo haces bien, podrás entrar de nuevo, tantas veces como sea necesario para lograr finalmente la reconquista de esa mujer.

¿Un consejo? Que el encuentro con esa persona le servirá de entrenamiento para cuando consiga reunirse con ella porque hay tres puntos que debe aplicar para lograr, si no la reconciliación inmediata, al menos, como se ha mencionado, dejar la puerta abierta.

Genuinamente tienes que estar decidido a cambiar tu comportamiento.

Tienes que admitir, sin excusas, que cometiste el mayor error de tu vida. Tienes que disculparte.

Si esta persona está convencida de que eres honesto, hará lo necesario para convencerte de que debe reunirse contigo y tendrás la oportunidad de ejecutar tu plan para recuperar a esta mujer.